Aunque planifiquemos convenientemente todo lo necesario para una mudanza internacional, la gestión de una mudanza al extranjero puede llegar a generarnos unos altos niveles de estrés, que incluso acaban repercutiendo en nuestras mascotas y animales de compañía, los cuales son una parte fundamental de nuestra familia.

mascota1Debemos tener en cuenta cuando nos trasladamos de país que las mascotas han de pasar antes por una serie de cuestiones administrativas y burocráticas para su correcto transporte y evitar así riesgos innecesarios, viajando con todas las garantías y seguridad para evitar problemas con las autoridades del país de destino.

Para viajar a un país tercero, su mascota deberá cumplir los requisitos que pida dicho país:
• Infórmese en la Embajada o Consulado de ese país.
• Infórmese en la página web del Ministerio responsable del país.
• Consulte la información disponible en el apartado de exportación de animales de compañía del país al que se viaja, así como el Protocolo de exportación recogido en su legislación.

Mudarse de país con nuestra mascota

Antes de desplazarnos al país escogido, y durante el trayecto hacia el mismo, hay que prestar especial atención a una serie de recomendaciones y consejos, que ayudarán a que mudarnos con nuestra mascota sea lo más sencillo posible.

Documentos del veterinario

Cuando vayamos a cambiar de país nos pondremos en contacto con el veterinario que atiende habitualmente a nuestra mascota, ya que es necesario contar con todos los documentos de nuestro animal de compañía y cartilla de vacunas. En algunos países existe legislación muy estricta para el transporte de animales domésticos como vacunas y requerimientos médicos que debe conocer antes de realizar el transporte de su animal de compañía.
Identificación de la mascota
Tanto el transportín como el propio animal deben estar identificados convenientemente. El transportín debe incluir los datos del animal y del dueño. Su mascota deberá llevar un collar con su nombre, datos del dueño e información del aeropuerto de destino donde va a llegar y la fecha de salida y llegada, ya que en caso de extravío sabrán donde enviarlo y si lo tienen que alimentar hasta su llegada a destino.
Generalmente las compañías aéreas obligan a que la mascota viaje en un transportín de animales. Es importante que una semana antes de realizar el viaje le haga sentirse cómoda dentro del que será su nuevo habitáculo, de manera que esté acostumbrado a su nuevo espacio de viaje y minimicemos su estado de ansiedad.
Transporte de animales

Es muy importante consultar con la compañía aérea si la mascota puede viajar junto a usted en el avión o es necesario que viaje en la bodega del avión. En ocasiones, el transporte de las mascotas es tan caro como un pasaje de cualquier persona, por lo tanto es necesario chequear el precio del transporte, las condiciones en las que viajará el animal y los cuidados que va a recibir, si le dan comida, bebida o lo sacan a pasear durante el trayecto.

Durante el viaje

En la medida de lo posible, se recomienda viajar entre semana, ya que si su mascota sufre estrés o ansiedad durante el traslado, pueda llevarlo a un veterinario nada más aterrizar. Si por el contrario, el animal viaja junto a usted, asegure contar con bebida, alimentos y algún juguete para hacer su traslado más ameno.

Se recomienda ejercitar a la mascota antes del traslado, de esta manera conseguiremos que duerma o descanse durante la mayor parte del viaje. Asimismo, se recomienda hablar con el veterinario para que le suministre a la mascota algún tranquilizante o relajante muscular para minimizar la ansiedad durante su traslado.

Pasaporte de mascotas y edad para viajar

En diciembre de 2014 se empezaron a utilizar nuevos pasaportes de mascotas. El nuevo pasaporte para animales, por motivos de seguridad, incluye tiras laminadas para cubrir cierta información del pasaporte, tiene una página adicional para registrar los detalles del veterinario que lo expide. Además, el pasaporte añade en el apartado de vacunas contra la rabia la mención “válido desde”, que permite a los dueños ver claramente a partir de cuándo el pasaporte es válido para viajar y simplifica el proceso de comprobación.

En caso de perdida del pasaporte de nuestra mascota, debemos contactar con el veterinario para que expida otro pasaporte y revacunar a la mascota de nuevo, o si el veterinario tiene un registro de las vacunas administradas al animal, que anote en el nuevo pasaporte la información sobre las vacunas que se le han ido administrando, incluyendo el fabricante, denominación de la vacuna, el número de lote, fecha de administración y firma del veterinario autorizado.mascota3

Por otra parte, hay que tener en consideración que si se viaja con más de cinco mascotas se aplica la normativa comercial al movimiento. No obstante, existen excepciones para aquellos animales que fueran a participar en un concurso, exposición o actividad deportiva, o un entrenamiento para dichas actividades.

En general, la edad mínima de una mascota si viaja desde un país sin riesgo de rabia son 15 semanas. La mascota debe tener al menos 12 semanas antes de ser vacunada contra la rabia, ya que antes la vacuna no sería eficaz y posteriormente esperar 21 días (periodo en que se establece la inmunidad) para poder viajar.

Si por el contrario procede de un país con presencia/riesgo de rabia, la edad mínima serían siete meses. El cachorro necesitaría, además de la vacunación antirrábica, un test serológico en un laboratorio autorizado para determinar sus anticuerpos de rabia. El test se debe realizar al menos 30 días después de la vacunación frente a la rabia y la entrada del animal solo estará autorizada pasados tres meses desde la fecha de extracción de la muestra de sangre.

Finalmente, debemos tener siempre presente que los animales no son cosas y que deben ser tratados como un miembro más de la familia, así que buscaremos siempre las empresas de mudanzas y compañías de viaje que sean respetuosas con nuestras mascotas.