Cada vez son más frecuentes las mudanzas internacionales, en la mayoría de los casos originadas por temas laborales. Ante estas situaciones de cambio de residencia y país, trasladando todas nuestras pertenencias, se puede presentar un complejo proceso en el que intervienen una gran variedad de aspectos que conviene conocer para evitar problemas mayores.

Cómo realizar una mudanza internacional

  1. Revisar las normas del país de destino: Se deben conocer las restricciones de lo que se puede llevar al nuevo país, sobre todo en tema de mascotas, medicamentos y alimentos.
  2. Contactar con la embajada o consulado del país de destino: Le informarán y ayudarán en su llegada. Además, debe registrarse para que sepan que está allí en caso de que ocurra alguna emergencia.
  3. Separar y escoger lo que se va a transportar: Organice y dé prioridad a los objetos que realmente va a necesitar en el país de destino y aquellos que no habrá que incluir en la mudanza.
  4. Establecer un presupuesto: Conviene solicitar un presupuesto de mudanza internacional a la empresa especializada.
  5. Listar en detalle lo que se transporta: Lleve un registro pormenorizado de todos los bienes que ingresarán en el país, pues la información será exigida por las autoridades aduaneras.
  6. Asegurar los objetos que se transportan: El seguro de transporte nos cubrirá ante las incidencias que se puedan producir durante el traslado.

Información del país de destino y embajadas

Es clave revisar los documentos que a nivel general suelen solicitar para la importación de su mudanza: pasaporte, baja consular o carta de baja del ayuntamiento donde demuestre que ha vivido al menos un año fuera del país, packing list en el idioma local, autorización de despacho y representación. En principio estos son los documentos generales comunes a cualquier destino, dependiendo del destino, pueden solicitarle otro tipo de documentos específicos del país donde va a residir.

Se aconseja inscribirse en el registro del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, la finalidad de este Registro es que las autoridades españolas puedan localizar o contactar, si es posible, a los españoles inscritos en caso de emergencia grave (desastre natural, conflicto armado, etc).

Puede conocer las distintas embajadas de España en el extranjero a través del siguiente: Ministerio de Exteriores 

Qué transportar en una mudanza internacional

Uno de los pasos críticos de mudarse consiste en decidir qué se lleva al nuevo país. Es el momento de organizar y darle prioridad a todos los objetos que se acumulan: los documentos personales, la memoria familiar (fotografías y diversos tipos de objetos y documentos), los muebles, los objetos de decoración, las piezas de arte, los libros, la ropa y los accesorios (joyas).

new-yorkCon un presupuesto estimado del gasto de mudanza, será más fácil realizar el triaje y decidir si se lleva únicamente lo imprescindible y personal, para comprar en el país de destino muebles nuevos, o si se traslada la mayor parte de los muebles y objetos familiares.

Todo el mobiliario ha de ser embalado con plástico burbuja, bull-kraft o mantas de papel, además las zonas sensibles y delicadas de los muebles se protegerán con cantoneras. Sofás y colchones viajan con su fundas correspondientes, la vajilla se embala con papel manila y plástico burbuja. Las piezas muy delicadas como cristales, cuadros, lámparas, esculturas, instrumentos musicales, etc, es conveniente hacer una caja de madera a medida para su correcta protección. La ropa de colgar viaja en cajas armario para evitar que se arrugue.

El proceso del embalaje es de crucial importancia. Debe llevarse un registro pormenorizado de todos los bienes que ingresarán en el nuevo país,  incluyendo todo el dinero que se posea, pues la información será exigida por las autoridades aduanales en el puerto de entrada al nuevo país.

La lista de bienes debe mencionar los objetos que vienen en el equipaje de la persona y también aquellos que llegarán semanas después en la mudanza internacional o en el servicio de cargo. Es importante no realizar omisiones pues los inmigrantes tienen, generalmente, el derecho de entrar todas sus pertenencias libres de impuesto durante un año, pero éstas deben estar debidamente descritas y declaradas al personal de aduanas para  cumplir así con las leyes del país de acogida.

Generalmente, en la mayoría de destinos está prohibida la importación de comida y bebida, como excepción, está permitida la entrada de bebidas espirituosas o no alcohólicas, hasta un cierto límite y siempre para usos personales y no comerciales, ya que de lo contrario, estarían sujetos al pago de impuestos. Por otra parte, están prohibidos los líquidos combustibles como alcohol y lubricantes, explosivos, gases comprimidos, corrosivos, inflamables, plantas vivas, comida, alcohol, pornografía, etc.

Presupuesto y seguros para la mudanza internacional

puertoEn cuanto al presupuesto, los precios de una mudanza internacional pueden variar en función del tipo de transporte; marítimo, aéreo, terrestre, en función del volumen de su mudanza y también en función de la modalidad que necesite para su envío internacional. La opción más rápida para averiguar el precio de su mudanza es solicitar un presupuesto on line para conocer todas las inclusiones y exclusiones y así valorar el precio final.

Hacer mudanzas internacionales y especialmente transoceánicas tienen un coste que varia dependiendo del volumen y del destino. El coste de una mudanza internacional puede variar entre 600-1.000 € para una pequeña mudanza en Europa, hasta 30.000 € para un contenedor de 40 metros cúbicos (capacidad para vivienda y vehículo) a destinos transoceánicos . Así, por ejemplo, el precio de una mudanza Barcelona-Buenos Aires, con un contenedor 15 metros cúbicos, puede situarse en los 3.600 euros, o los 6.000 euros con uno de 40 metros cúbicos. Mientras que Barcelona-Nueva York, con cinco metros cúbicos, ronda los 2.500 euros; Madrid-Los Ángeles, 15 metros cúbicos, 5.500 euros; Valencia-Miami, 3 metros cúbicos, 1.900 euros; Madrid-Sydney, 30 metros cúbicos, 9.000 euros; Madrid-Tokio, 3 metros cúbicos, 2.200 euros.

Respecto a los seguros, siempre se recomienda que el cliente contrate una póliza personalizada para su mudanza internacional. Para envíos transoceánicos se paga entre un 1.5% y un 2.5% del valor de su envío, generalmente con franquicias que rondan de los 300 € a los 600 €. El cliente también tiene la posibilidad de contratar el seguro de su mudanza con su compañía de seguros, no es condición indispensable contratar el seguro a través de la empresa de mudanzas.

La valoración de las pertenencias a trasladar debe realizarse por su valor de compra. Si no se dispone de la factura, se realiza una estimación del precio lo más precisa posible.

El chequeo de daños tendrá que realizarse en el momento de la descarga, para ello el equipo de traslado desembala los enseres para comprobar su estado o en su defecto revisarán las cosas más delicadas para evitar sorpresas. Por lo general, se tienen siete días hábiles para realizar cualquier reclamación por escrito, pasada esta fecha, la compañía aseguradora no se hará cargo de daños o incidencias en la mercancía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *