Cómo calcular el volumen de una mudanza

En el sector de las mudanzas y el transporte, es frecuente el uso del metro cúbico como unidad para medir el volumen de la carga que se va a transportar. Sin embargo, un usuario que quiere realizar su mudanza, posiblemente no sepa cómo calcular el volumen de sus enseres en metros cúbicos.

Si quieres saber cómo calcular el volumen de tus enseres y objetos de mudanza en metros cúbicos, ¡Sigue leyendo!

¿Por qué calcular el volumen de mudanza?

Como comentábamos anteriormente, en el sector de las mudanzas es frecuente realizar el cálculo del volumen de una mudanza en términos de metros cúbicos. Este cálculo se hace para conocer el espacio que los enseres y el mobiliario ocuparán en el camión de la mudanza.

Por otra parte, calcular el volumen también sirve para determinar el precio de la mudanza. Aunque el precio de una mudanza no depende solo del volumen, sino que son varios los factores que influyen como el coste del transporte, las distancias entre las que se realiza el desplazamiento, los accesos a las viviendas… El tamaño de la mudanza también afectará al precio total de la mudanza.

¿Cómo calcular el volumen de tu mudanza?

Para calcular los metros cúbicos de nuestra mudanza existen varias formas:

1) La primera, es aplicar la fórmula alto x ancho x largo. Para calcular los metros cúbicos con esta fórmula, bastará con medir el ancho, el largo y el alto de un mueble, objeto u enser y multiplicarlo. El resultado serán los metros cúbicos que ocupe dicho mueble. Puedes encontrar la explicación resumida en este vídeo.

Por ejemplo, si quieres medir el volumen en metros cúbicos de un sofá, utiliza una cinta métrica u otra herramienta, mide su largo, su alto y su ancho. Imagina que las medidas de tu sofá son 1’5 m de largo, 0’80 m de alto y 0’50 m de ancho. Con las medidas tomadas, multiplicas 1’5 x 0’80 x 0’50 y finalmente obtendrás el volumen en tu sofá, 0’6 metros cúbicos.

Si quieres saber los metros cúbicos totales que ocupa tu mudanza, tendrás que repetir la aplicación de esta fórmula para calcular el volumen de todos tus objetos de mudanza. Una vez tengas todos los volúmenes calculados, los sumas y obtendrás como resultado el volumen total de tu mudanza en metros cúbicos. Aunque la aplicación de esta fórmula puede servirte para calcular el volumen de una mudanza pequeña (como el volumen de mudanza de un apartamento o piso pequeño) si no eres paciente o no te encantan las matemáticas, lo cierto es que repetir este proceso con todos los muebles de tu casa puede resultarte engorroso.

2) Si en tu lista de mudanza tienes una gran cantidad de muebles y enseres, otra opción recomendable para calcular el volumen de tu mudanza, es recurrir a una calculadora de volumen en metros cúbicos. Puedes encontrar varias online y aunque no son exactamente precisas, pueden ayudarte a conocer el volumen orientativo de tu mudanza.

3) La mejor opción, consultar a los profesionales. Sin duda la mejor forma de conocer el volumen de tu mudanza, será ponerte en contacto con una empresa de mudanzas. Puesto que los agentes de mudanzas están acostumbrados a trabajar con metros cúbicos, para ellos será cuestión de echar un vistazo averiguar el volumen de tu mudanza.

Puedes solicitar la visita de un agente de mudanza a tu residencia actual para que valoren los metros cúbicos que ocupan tus enseres o simplemente, facilitarle una lista de tus muebles y de las cosas que quieras llevar. Incluye fotografías y vídeos de tus objetos para que proporcionar una descripción lo más detallada posible. De esta forma, el agente encargado de gestionar tu mudanza podrá calcular los metros cúbicos totales con más precisión.

Calcula el volumen de tu mudanza por estancias

Otra forma de calcular el volumen de tu mudanza, es agrupar los muebles por estancias de la casa. Calcula el volumen de cada mueble de una habitación y súmalos todos después. Con este método calcular el volumen total de tu mudanza no te parecerá tan laborioso, puesto que calcularás el volumen de cada estancia.

Puedes espaciar esta tarea en distintos días de la semana: Dedica el lunes a medir y calcular el volumen del salón, otra hora el martes para medir los enseres del baño… Con el tiempo, habrás sacado los volúmenes de todas las habitaciones de tu casa y tendrás una idea del volumen total de tu mudanza.

Sin embargo, aunque distribuir tus enseres por zonas para realizar el cálculo de su volumen puede reducir la complejidad de la labor, para muchos puede continuar siendo un tedio. Por esa razón, a continuación te indicamos el volumen orientativo de tus muebles por habitación de la casa:

Volumen en metros cúbicos del salón: Los muebles de salón que habitualmente se cargan en una mudanza son 1 sillón, 1 mesa, 1 televisor, 1 sofá de dos plazas, 1 sofá de tres plazas, 6 sillas y 2 lámparas. El volumen de los muebles de salón sería de 5 a 6 metros cúbicos.

Volumen en metros cúbicos del cocina: Incluyendo los electrodomésticos destinados a funciones de lavandería en este espacio, de la cocina se suele llevar 1 lavadora, 1 secadora, 1 frigorífico, 1 lavavajillas, 1 horno, 1 microondas y 1 cocina. Estos electrodomésticos ocuparían aproximadamente 4 metros cúbicos en el camión de mudanza.

Volumen en metros cúbicos del dormitorio: De un dormitorio matrimonial, se suelen llevar 1 cama de matrimonio, 2 mesitas, 1 armario ropero, 1 estantería y 1 cómoda. Estos enseres de mudanza tendrían un volumen de 5 metros cúbicos. Aproximadamente, cada dormitorio y dependiendo de los objetos que quisiéramos llevar en la mudanza, tendría entre 3 y 5 metros cúbicos.

Volumen en metros cúbicos de un despacho: Un pequeño despacho del que quisiéramos sacar 1 escritorio, 1 silla, 1 ordenador y 1 estantería, oscilaría entorno a los 3 metros cúbicos.

Por lo general, el volumen de una mudanza podría alcanzar los 20 metros cúbicos, si se incluyen los muebles y electrodomésticos de todas las estancias de la casa.

¿Cuál es el precio de una mudanza por metro cúbico?

Como ya hemos explicado otras veces, el precio de la mudanza no solo viene determinado por su volumen. Puede que te hayas animado a conocer el volumen de tus muebles pensando que así podrías hacerte una idea sobre el coste de tu mudanza. Pero nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que el tamaño de la mudanza puede influir en el importe total, por el tipo de vehículo que habrá que escoger para transportar la mudanza o la cantidad de operarios necesarios para efectuar el embalaje, carga y descarga de los enseres, lo cierto es que existen otros factores que afectan al precio de mudanza.

Otras variables que condicionan el precio de una mudanza son los costes del transporte (estos fluctúan y pueden sufrir alteraciones regularmente), la distancia entre la actual residencia y la vivienda de mudanza, si las viviendas disponen de fácil o difícil acceso (ausencia de ascensor, caminos pedregosos, calles estrechas…), la necesidad de pedir permisos al ayuntamiento para llevar a cabo la carga y descarga del mobiliario… Todo esto en conjunto tendrá su impacto en el precio final de la mudanza, por lo que el precio de tu mudanza no dependerá únicamente del volumen total de todos tus enseres.

Últimos artículos

Mudinmar Contact Information