constructoras españolasLas constructoras españolas lideran las obras del extranjero, una tendencia arraigada desde hace más de una década, y que ahora se encuentra en su mayor esplendor. Una situación que se ha visto impulsada con la crisis de la economía española, momento en que las constructoras de nuestro país han contemplado en el exterior una oportunidad para asegurar la actividad del sector

La prueba de la reestructuración de las constructoras españolas en el extranjero es que el 84% de los proyectos de las multinacionales de nuestro país del sector de la construcción y la ingeniería ya se realiza en otros países, además de contar con una cartera internacional que alcanza la cifra récord de 71.000 millones de euros, según publica el portal mundospanish.com.

En la actualidad, seis firmas españolas se encuentran entre las 10 principales constructoras de infraestructuras del mundo y a ello se le añade que de entre las 10 obras internacionales más emblemáticas, siete se han concedido a empresas de España. Según datos publicados por el diario abc.es, el 37% de las principales concesiones de transportes están gestionadas por firmas españolas en Iberoamérica, Estados Unidos, Europa, Asia y África.

Megaproyectos de las constructoras españolas en el exterior

La experiencia y la competitividad de las constructoras españolas se ha traducido en concesiones de grandes proyectos en el extranjero. Una búsqueda de oportunidades más allá de nuestras fronteras que ya se ve patente. A  continuación mencionamos algunos de los proyectos más destacados:

  • El Tren de Alta Velocidad del desierto en Arabia Saudí entre La Meca y Medina. El llamado “AVE del desierto” se adjudicó por 6.763 millones de euros al consorcio Al-Shoula, formado por 12 empresas españolas y liderado por Adif, Talgo y Renfe.
  • Ampliación del Metro de Riad en Arabia Saudí. Un proyecto valorado en casi 6.000 millones de euros para construir las líneas 3,4,5 y 6 del metro de la capital de Arabia Saudí y que ha sido adjudicado a la constructora FCC. Este proyecto se trata del segundo más grande para el sector español en el extranjero, por detrás del tren de alta velocidad a la Meca.
  • Ampliación del Metro de Lima (Perú). Se trata de un proyecto que han ganado las constructoras españolas FCC y ACS, en consorcio con las italianas Impregilo y AnsaldoBreda, junto a la peruana Cosapi, y que consta de la ampliación de las líneas 2 y 4 del metro de Lima. El mayor proyecto de Perú y a su vez, uno de los más importantes a nivel nacional.
  • La mejora y ampliación de la Autopista LBJ Express en Dallas, EEUU. La constructora española Ferrovial se ha hecho con el proyecto y tendrá un gran impacto sobre las compañías locales.
  • El metro ligero de Ottawa, Canadá.  El contrato de construcción y explotación del metro se lo ha llevado la constructora española ACS con un coste que ronda los 1.620 millones de euros.
  • Ampliación del Canal de Panamá. Sacyr está al frente de la creación del tercer juego de esclusas que unen los océanos Atlántico y Pacífico a través del Canal de Panamá. Un contrato de casi 2.400 millones de euros.

Un logro que no es casual

A la pregunta de si este logro de las constructoras españolas en el extranjero es casual, nos remitimos a las declaraciones de Fernando Vizoso, senior manager del Sector Infraestructuras de KPMG en España y publicadas en abc.es: “El proceso de internacionalización de las empresas constructoras españolas no es algo reciente ni improvisado, aunque es cierto que ahora se habla más dada la situación del sector en España”. También recurrimos a las palabras de Javier Parada, socio responsable del área de Construcción e Infraestructuras de Deloitte, quien añade para el mismo medio que los proyectos en los que están presentes las empresas españolas “no son de un perfil bajo, sino todo lo contrario, son de gran relieve”. Parada explica que la estrategia diferencial de las constructoras de nuestro país es pujar por obras de mayor tamaño y complejidad, donde ofrecen un valor diferencial sobre las propias constructoras locales.

Incremento del expatriados españoles

El auge de las constructoras españolas en el extranjero y de la concesión de proyectos de mayor calibre se ha visto traducido en un incremento del número de expatriados a los países de destino. Una situación que se ve reflejada en un aumento de mudanzas internacionales y la consecuente contratación de empresas dedicadas a ello, pues transportar enseres desde o hasta un país extranjero es una tarea complicada. Desde Mudinmar somos conscientes de ello con la cada vez mayor demanda de empresas de construcción españolas que expatrian a sus empleados, condicionados por sus proyectos en el extranjero. Un ejemplo de ello es una reciente expatriación que Mudinmar realizó a la constructora española Dragados, de 6-7 de sus empleados desde Lublin (Polonia) a España.

Por el momento, la línea ascendente de concesiones de proyectos de las constructoras españolas fuera de nuestras fronteras se mantiene. Los datos del ejercicio pasado lo indican, las constructoras españolas lograron cerrar obras internacionales por un importe cercano a los 35.000 millones de euros, superando en un 40%  a las de 2012. A la vista de los resultados, el futuro más inmediato de este sector es su apuesta por seguir apostando por crecer en el exterior.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *