multinacionales españolasLas multinacionales españolas han puesto su ojo de mira en el extranjero, en las últimas décadas muchas de ellas han experimentado un fuerte proceso de internacionalización y cuentan con una más que conocida vocación exportadora. Ante el declive de la economía española, su diversificación geográfica y empresarial ha sido clave para experimentar cómo su competitividad protagonizaba un destacado crecimiento en los últimos años.

Centrándonos en las empresas españolas que cotizan en el IBEX 35, más del 60% de su facturación se genera en el exterior, llegando a alcanzar porcentajes superiores, incluso rondando el 100%, según informa el portal web de Marca España. Tomando datos como referencia, el World Investment Report de 2013 publicado por la UNCTAD indica que la cifra de inversión directa en 2012 alcanzaba los 627.212 millones de dólares, procediendo la mayor parte de estas inversiones de empresas españolas en los últimos 20 años.

Por sectores, las empresas españolas destacan fuera de nuestras fronteras en áreas clave como las energías renovables, la gestión de las infraestructuras, alta velocidad, biotecnología, tecnología naval, tecnologías medioambientales o sistemas aéreos y espaciales, entre otros. Los últimos datos de las cuentas del primer semestre de este año lo han demostrado una vez más, casi seis de cada 10 euros de ingresos (el 58%) de las compañías del selectivo español procede del exterior. Por cotizadas, dentro de las empresas españolas son siete las que concentran más del 70% de su negocio en el extranjero, encabezando la lista Grifols, Técnicas Reunidas, Gamesa y Amadeus con más de un 90% de su facturación generada en el exterior.

No podemos dejar de mencionar otras grandes multinacionales españolas con una marcada presencia en el extranjero como Gas Natural, BBVA, Banco Santander o Inditex.

Expatriados de las multinacionales españolas, una salida profesional

Esta tendencia cada vez mayor de las empresas españolas por cruzar fronteras se traduce en un incremento del número de expatriados, pues en ocasiones, es la única alternativa de permanencia en la compañía para muchos profesionales. Dado este aumento destacado de expatriados, el proceso de mudanza, en ocasiones, puede resultar una tarea ardua, tanto para la compañía como para el empleado. Para hacer más llevadero este proceso, las empresas de mudanzas juegan un papel clave, como es el caso de Mudinmar, compañía valenciana con una larga experiencia en mudanzas internacionales y que ha apostado por hacer más fáciles los traslados a los trabajadores que se encuentran en estado de expatriación. Tan sencillo como navegar en su portal web y acceder al “Área Expatriados”, un apartado que proporciona los tips básicos referentes a las embajadas y otros servicios necesarios para que la primera toma de contacto en el lugar de destino sea lo más llevadera posible. Mudinmar se adapta al gran cambio referente a los movimientos migratorios provocado por la globalización y las mudanzas internacionales son un servicio cada vez más demandado.

Sin embargo, nos topamos con datos que revelan que la expatriación está perdiendo fuerza a causa de la crisis. Según las conclusiones del Barómetro de Empresas de El País, correspondiente al primer semestre de 2014, las empresas consultadas optan por los desplazamientos a diferentes centros de negocios de forma itinerante (33% de los casos) o los viajes de lunes a viernes (23%) como opciones preferentes a la expatriación.

Llegado a este punto, concluimos con que la disposición internacional de muchas empresas españolas explica este fenómeno de expansión, aunque en ocasiones se haya visto mermado por la actual situación financiera. La misma fuente revela que, el 56% de los directivos dice que incrementará su inversión, un 35% espera que se mantenga en los niveles actuales y solo el 9% vaticinan una reducción. En definitiva, estamos frente a un fenómeno que continuará en el futuro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *